PROVENÇA

Previous
Next

Este proyecto se hizo a distancia. Los clientes vivían fuera y se trasladaban a vivir a este piso desde Singapur. 

Querían que la casa mantuviera toda la esencia original, los suelos, los techos, las puertas… Por ello la intervención fue casi una rehabilitación más que una reforma. Se trataba de respetar los elementos originales, pero sobretodo de resaltarlos. La intención era que se viera que esta casa es de 1905, pero se viviera en 2021, que se adaptara a nuevos usos. Por ejemplo la cocina se dividió en dos: la wet kitchen, para fregar y cocinan, y la dry kitchen, relacionada con el salón-comedor, perfecta para desayunar o tomar algo con invitados.

El esfuerzo se ha concentrado en modernizarla sin tocar nada. Se han estudiado las instalaciones, como pasarlas sin debilitar los muros, como aclimatar las habitaciones, como colocar las luminarias sin estropear los techos.

No se trataba de imitar lo que había, si no de ponerlo en juego con nuevos elementos. Por eso todos los materiales son nuevos, tecnológicos, pero atemporales, que resalten lo que ya había, como la cocina en acero inoxidable. Este proyecto es la combianción perfecta entre lo nuevo y lo viejo.

Arquitectura: Guayente García Sanmartín

Arquitecto técnico:  – 

Cliente: Privado

Ubicación: Barcelona

Área: 175 m2

Presupuesto: 120.000€

Fecha: 2021

Fotografía: Judith Casas 

Open chat
Cuéntanos tu proyecto
Hola! ¿Cuál es tu proyecto?